Ciudades con un toque moderno

En 2015, el atrevido concepto de una torre curvada en el 252 de la calle 57 Este de Nueva York se presentó al público del congreso Glass Performance Days. En ese momento, la construcción del edificio apenas comenzaba y nadie estaba seguro de que una idea tan novedosa pudiera llevarse a cabo. Pero así fue, y se convirtió en una gran historia de éxito, en un ícono de la belleza. Aquí está la historia de este edificio retorcido.

En los últimos años, la demanda de vidrio curvado ha aumentado, ya que los diseñadores y arquitectos utilizan cada vez más vidrio personalizado para hacer realidad sus innovadoras ideas de diseño. No es sorprendente. Por primera vez en la historia de la arquitectura, los diseñadores saben que realmente pueden construir algunos de sus sueños de diseño más «retorcidos».

Con vidrio curvado cualquier arquitectura resulta extraordinaria. Y esta afirmación es especialmente cierta cuando hablamos de rascacielos. En los altísimos edificios de vidrio curvado se reflejan las brillantes perlas en movimiento del cielo, las nubes y las ciudades bañadas por el sol.

Curved glass Aalto 57, 252 East 57th Street

Aalto 57, 252 East 57th Street, Image: Paul Öhrnberg

Caramelo de cristal

Cuando vas andando por las calles de la Nueva York moderna, no es difícil encontrar edificios de vidrio curvado. Recientemente, la prominente estructura curvilínea se sumó a las ya existentes en el extremo este de la Billionaire’s Row de Manhattan, un tramo de la calle 57 conocido por sus lujosos rascacielos residenciales.

La nueva torre en el 252 de la calle 57 Este, diseñada por Roger Duffy de Skidmore, Owings & Merrill, hace solo medio año que abrió sus puertas, pero ya es todo un éxito. En una calle en la que la mayoría de los rascacielos residenciales tienen más de 300 metros de altura, el edificio de 65 plantas de Duffy puede parecer relativamente bajo, con una altura de tan solo 217 metros. Sin embargo, no se queda corto en sus sorprendentes características ni en los precios.

Ventanas curvadas, precios de escándalo

En términos de precios, el precio del alquiler de un apartamento de dos habitaciones es de aproximadamente 7.500 dólares o 6.100 euros al mes. Comprar un ático cuesta 37 millones de dólares. A pesar de ello, el 80% del edificio ya está vendido o alquilado.

Uno de los factores que permite a los propietarios poner a las viviendas estos precios tan altos son las excepcionales ventanas curvadas, ideales para disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad. El pequeño rascacielos tiene vistas al East River y al Central Park. Las ventanas de suelo a techo, de elegantes curvas, que ofrecen unos ángulos de visión impresionantes, rápidamente se convirtieron en el punto de venta más fuerte del edificio.

Curved glass Aalto 57, 252 E 57 Street Interior

Aalto 57, 252 E 57 Street, interior. Image: Paul Öhrnberg

Inspirado por el diseño del finlandés Alvar Aalto

La parte más baja de la torre, con 169 viviendas de alquiler, se ha denominado Aalto57. Se trata de un guiño hacia el famoso arquitecto finlandés Alvar Aalto. La inspiración de Roger Duffy para la torre nace de las suaves curvas del icónico jarrón Aalto, un gran jarrón de vidrio transparente que el arquitecto diseñó en 1937 para el restaurante Savoy de Helsinki.

El desafío de domar estructuras curvas

Skidmore, Owings & Merrill son una pieza clave del diseño internacional de rascacielos. La compañía ha diseñado algunos de los edificios más altos del mundo. Entre estos se incluye el Burj Khalifa de Emiratos Árabes Unidos de dimensiones récord (830 m), el trabajo por excelencia de la firma.

A pesar de que el edificio Aalto no alcanza estas alturas, fue un proyecto único y todo un reto para Roger Duffy. Tal como lo describe, buena parte del desafío fue domar las indomables curvas que diferencian a este edificio de otros rascacielos.

Roger Duffy, SOM Arcitects

Roger Duffy, SOM Arcitects. Image: Paul Öhrnberg

Nueva tecnología para un curvado eficiente del vidrio

El jarrón Aalto estaba hecho de vidrio soplado y formado uniformemente, pero la fachada de un edificio está compuesta por miles de piezas de vidrio de dos capas con una capa aislante en su interior. Integrar estas capas en el vidrio curvado, a la vez que se mantiene una calidad de vidrio perfecta, es lo difícil del curvado.

Por suerte, finalmente ya disponemos de capacidades de curvado de vidrio innovadoras. No ha sido hasta hace relativamente poco que se han presentado soluciones eficientes y asequibles que ofrecen soluciones para algo que solía ser costoso y difícil. Ello desencadenó el uso de vidrio curvado en edificios de grandes alturas.

En el caso del 252 de la calle 57 Este, una compañía de fabricación de vidrio italiana utilizó la última tecnología de producción de vidrio de Glaston para hacer realidad el diseño de inspiración finlandesa de Roger Duffy.

Curvado de nuevas formas e ideas

El vidrio curvado personalizado ofrece a los arquitectos multitud de nuevas opciones de diseño y aplicaciones potenciales. Su uso es todavía poco frecuente en comparación con el vidrio plano estándar. Pero será cada vez más habitual a medida que las tecnologías avancen, multiplicando las posibilidades de diseño a medida que el coste del curvado disminuya.

En exteriores e interiores (en fachadas, escaleras de caracol, tragaluces, ascensores, puentes, muros cortina y cientos de otros usos) el futuro del vidrio es claramente el curvado.

Más información sobre el vidrio curvado en diseño:

  1. Curvado y templado de vidrio: no más pensamiento plano en un mundo curvo
  2. Uso de vidrio curvado en caliente. Caso: 252 East 57th Street (Nueva York)
  3. Vidrio curvado: ¿un obstáculo o una oportunidad en la arquitectura del vidrio?

¿Quiere saber más?

Suscribirse al boletín de noticias de Glastory

Compartir esta historia

Acerca del autor

Juha Karisola

Over 20 years of experience in finding solutions for glass processors in automotive, architectural and appliance sectors. Main expertise in tempering and in glass bending applications. Currently heading Glaston's Business Unit for laminating, bending & tempering technologies.