El curvado como factor clave en la fabricación de parabrisas

Las tecnologías de curvado de parabrisas se han desarrollado desde que se curvaron las primeras piezas comerciales de vidrio a finales de la década de 1940. El sencillo método de curvado unidireccional no requería mucha tecnología. Sin embargo, las primeras curvas dobles introducidas a finales de los años cincuenta iniciaron una evolución que continúa hasta la actualidad. Aunque hay muchos procesos secundarios implicados, la técnica clave para la calidad óptica y la precisión de la forma es el proceso de curvado. Sin un curvado perfecto, todo el proceso falla. Existen tres procesos de curvado que se utilizan actualmente: curvado por gravedad, curvado de prensa y curvado asistido por prensa.

Curvado por gravedad

El curvado por gravedad es un proceso rentable para crear cualquier forma, incluso hendiduras más profundas y esquinas envolventes, y también cuando se necesita una mayor variedad de opciones de revestimiento. El curvado por gravedad se emplea mejor en series cortas, ya que en el proceso se pueden utilizar muchos tipos diferentes de moldes, de manera simultánea. Esto lo convierte en el mejor proceso de curvado para los fabricantes de vidrios de sustitución para automóviles (AGR) ya que solo se necesita un molde para tiradas cortas.

En el pasado, dar forma era difícil porque el calor venía solo desde arriba. En la actualidad, gracias a la tecnología más reciente que se centra en el calentamiento general con regulación de potencia y moldes de doble accionamiento con dispositivos de activación, se obtiene un control mucho más preciso de la forma, lo que resulta en una mejor calidad final.

Curvado de prensa

Desde el punto de vista del proceso, los sistemas de curvado basados en prensa son sencillos y no requieren calentamiento enfocado ni moldes complicados. Solamente hay dos fases en el proceso: calentamiento del vidrio en un horno y uso de moldes para prensarlo hasta obtener la forma deseada. Este proceso de curvado proporciona un rendimiento muy alto, una buena repetibilidad y unas tolerancias ajustadas.

 La construcción es relativamente complicada y requiere costosas herramientas con formas específicas.  Debido a su elevado coste inicial de inversión y herramientas, se aplica únicamente a los OEM que necesitan un volumen de producción muy alto.

 Curvado asistido por prensa

El sistema asistido por prensa proporciona un alto rendimiento, buena repetibilidad y tolerancias ajustadas, haciéndolo adecuado para la producción en serie de los OEM. Este proceso de curvado combina las ventajas tanto del curvado por gravedad como del curvado por prensa. Cuando se combina con un sistema basado en la gravedad, el horno se puede utilizar como unidad de curvado por gravedad o de curvado por prensa. Esto lo convierte en la herramienta perfecta para las operaciones de mediana escala que requieren flexibilidad operativa y producción en serie de parabrisas de los OEM. Consulte nuestros próximos blogs con más consejos para los fabricantes de parabrisas.

¿Quiere saber más?

Suscribirse al boletín de noticias de Glastory

Compartir esta historia

Acerca del autor

Juha Karisola

Over 20 years of experience in finding solutions for glass processors in automotive, architectural and appliance sectors. Main expertise in tempering and in glass bending applications. Currently heading Glaston's Business Unit for laminating, bending & tempering technologies.