Láminas de PVB y EVA en laminación de vidrio: ¿cuál es la diferencia y cuál debe elegir?

Como su nombre indica, el vidrio laminado se compone de varias capas de vidrio con una capa intermedia en medio que mantiene los paneles juntos. Con la gran variedad de capas intermedias diferentes disponibles actualmente en el mercado, ¿cómo puede tomar la decisión correcta?

A menudo nos preguntan cuál es la diferencia entre laminación de láminas de PVB y EVA; y es una pregunta excelente porque decidir entre PVB y EVA también puede afectar significativamente al tipo de equipo de producción necesario.

Antes de comparar las principales características de las láminas, es sumamente importante entender cómo el nivel de adherencia entre la lámina y el vidrio afecta al rendimiento de seguridad del vidrio laminado.

Al principio puede parecer que es mejor que la unión entre el vidrio y la capa intermedia sea lo más resistente posible, ya que ello hará que el laminado se adhiera con más fuerza. Si bien es cierto que un nivel elevado de adherencia ayuda a reducir el riesgo de deslaminación con el paso del tiempo, por ejemplo en aplicaciones de borde abierto donde hay presencia de agua, el balance es una menor resistencia al impacto, lo cual significa un rendimiento de seguridad peor.

Una menor adherencia permitirá que el laminado absorba más energía mientras permanece intacto, por lo que el nivel de adherencia está directamente relacionado con la seguridad del vidrio. El efecto del nivel de adherencia en la resistencia al impacto y la resistencia a la deslaminación se muestran en la tabla siguiente. Un bajo nivel de adherencia da como resultado un buen rendimiento de resistencia al impacto, mientras que una adherencia elevada da como resultado un buen rendimiento de borde abierto. En la práctica, la mayoría de las veces lo más importante es encontrar el equilibrio correcto entre la resistencia al impacto y el nivel de adherencia para cada aplicación.

Performance in relation to adhesion level

Rendimiento en relación con el nivel de adherencia

Tenga en cuenta que esta comparación está relacionada con las láminas y su comportamiento: la seguridad del laminado final también está relacionada con la composición del sándwich (espesores del vidrio, si los vidrios son templados o no, espesor de la lámina utilizada, cantidad de láminas utilizadas, etc.). Poder evaluar qué tipo de características necesita para las diferentes aplicaciones le ayudará a alcanzar un rendimiento óptimo con el producto final.

Los diferentes tipos de láminas tienen diferentes tipos de propiedades en cuanto al nivel de adherencia alcanzado durante el procesamiento. Las normas definen el nivel de rendimiento de seguridad necesario para cada caso de uso del laminado final. Por lo tanto, las normas normalmente no especifican qué tipo de lámina necesita utilizar siempre y cuando el producto final cumpla los requisitos de seguridad establecidos para la aplicación. Al final, depende de los diseñadores y procesadores de vidrio acordar qué tipo de producto debe utilizarse.

Capas intermedias de PVB

El PVB (polivinilo butírico), inventado hace más de 90 años, ha sido el principal material de laminación del vidrio y sigue siendo, de lejos, la lámina más utilizada en el mercado. A lo largo de los años se han hecho muchos avances en las láminas de PVB, que han hecho que el PVB sea una opción válida para casi cualquier tipo de aplicación.

Las características del PVB incluyen:

  • Rentabilidad
  • Aislamiento acústico
  • Variedad de grosores y colores
  • Nivel de adhesión variable (en función del tipo de PVB)
  • Personalizable: mezcla y combinación de diferentes capas intermedias de PVB

La amplia variedad de tipos de PVB diferentes lo convierte en una opción válida para la mayoría de las aplicaciones, a la vez que resulta fácil de producir y manipular. Si bien el PVB normal es una buena capa intermedia para el uso en la mayoría de las aplicaciones, es bueno admitir que es posible mejorar todavía más el rendimiento en diferentes aplicaciones seleccionando el tipo de PVB correcto que debe utilizarse.

El principal inconveniente del uso de PVB normal es su baja resistencia al agua. Si se expone a ambientes húmedos durante mucho tiempo se deslamina fácilmente. Eso significa que el PVB normal no es la mejor opción para aplicaciones de borde abierto. Para aplicaciones de borde abierto, asegúrese de utilizar PVB rígido o de alta adherencia que tenga una mejor resistencia al agua u otros tipos de capas intermedias.

Las condiciones de conservación y procesamiento para las capas intermedias de PVB son algo exigentes; no obstante, la conservación es más fácil con el PVB entrelazado, que es el tipo de lámina más utilizado en el mercado arquitectónico actual. Al almacenar el PVB, asegúrese de que la zona de almacenamiento disponga de control de la temperatura y la humedad. En el caso del PVB entrelazado, la temperatura debe mantenerse alrededor de 18–22 °C y la humedad en torno al 25% (consulte a su proveedor las condiciones óptimas de almacenamiento).

El almacenamiento adecuado del PVB es extremadamente importante para garantizar que se alcanza el nivel de adherencia correcto entre el vidrio y la lámina. También hay diferentes tipos de PVB diseñados para desarrollar diferentes niveles de adherencia para proporcionar un rendimiento óptimo en diferentes casos de uso. Un bajo nivel de adherencia puede ayudar a lograr una mejor resistencia al impacto, mientras que una adherencia elevada puede ayudar en aplicaciones de borde abierto.

Capas intermedias de EVA

El EVA (acetato de etileno-vinilo) es un tipo de capa intermedia bastante nuevo en comparación con el PVB. Actualmente, la cuota de mercado del EVA en el mercado arquitectónico es de alrededor del 5%. La composición química del EVA permite que las moléculas internas generen enlaces muy fuertes, lo cual garantiza un rendimiento mejor en condiciones especiales, como en caso de alta temperatura o humedad.

Las características del EVA incluyen:

  • Alta adherencia (elevada resistencia a la humedad)
  • A menudo se utiliza en aplicaciones decorativas
  • No requiere autoclavado
  • Condiciones de almacenamiento y procesamiento sencillas

El EVA se suele utilizar en aplicaciones decorativas y de vidrio interior y también puede utilizarse en algunas aplicaciones de borde abierto. El alto nivel de adherencia de este tipo de capa intermedia aumenta la resistencia del producto final a la deslaminación y también su durabilidad. Debido al elevado nivel de adherencia a bajas temperaturas, el EVA a menudo se utiliza en aplicaciones en que se incrustan materiales (como imágenes, hojas, etc.) en el laminado para fines decorativos.

El inconveniente de la alta adherencia del EVA es que el rendimiento de resistencia a impactos es bastante bajo, por lo que el EVA normal a menudo no cumple los requisitos del vidrio de seguridad laminado. Por consiguiente, las capas intermedias de EVA podrían no ser la mejor opción si necesitan soportar vidrio fracturado durante mucho tiempo. Por lo tanto, no es la opción más indicada para aplicaciones con requisitos de seguridad estrictos ni aplicaciones estructurales. Si el EVA se utiliza en aplicaciones donde existen normas estrictas de seguridad, asegúrese de comprobar el rendimiento de la composición del sándwich elegida.

Tenga en cuenta, además, que las capas intermedias de EVA suelen utilizarse con equipos de embolsado al vacío. La ventaja es que un sistema de embolsado al vacío supone una inversión inicial menor. Como inconveniente, proporciona una capacidad muy limitada en comparación con las líneas de nip-roll. El EVA también puede ser difícil de procesar, ya que tiende a fluir fuera del laminado durante el calentamiento. Antes de la elección, es importante sopesar todos los pros y los contras en su caso concreto.

Compruebe las características de la capa intermedia

Es importante recordar también que no todas las láminas de EVA o PVB son iguales. Bajo estas siglas pueden incluirse productos diversos con propiedades ligeramente distintas. Por lo tanto, asegúrese de consultar las hojas de datos de los fabricantes antes de elegir el adecuado para su caso. Recuerde también que, al fin y al cabo, lo que importa es el rendimiento real del producto final; por lo que sea cual sea el tipo de lámina que utilice, asegúrese de probar que se cumplan los requisitos de seguridad locales.

En la tabla siguiente se muestran las principales características y diferencias entre las capas intermedias de PVB y EVA.

Main characteristics and differences between PVB and EVA interlayers

Para ver la tabla completa y una descripción detallada de las capas intermedias estructurales, como SentryGlas®, consulte la Laminating Line Buyer’s Guide (Guía del comprador de la línea de laminación).

Tenga en cuenta que el vidrio laminado es un producto complejo. Sus propiedades mecánicas pueden variar considerablemente dependiendo del tipo de capa intermedia aplicada.

¿Quiere saber más?

Suscribirse al boletín de noticias de Glastory

Compartir esta historia

Acerca del autor